viernes, 12 de enero de 2018

Denuncia de activistas Código del Sistema Penal excluye 10 artículos por el medioambiente

El colectivo de activistas ambientales En Primera Persona y el Foro Boliviano sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Fobomade) denunciaron –por separado– que el Código del Sistema Penal excluyó 10 penalidades relacionadas estrechamente con daño al medioambiente y la vida silvestre. Los activistas se suman al pedido de abrogación de la norma.

“Del artículo 103 al 113, establecidos en la Ley 1333 de Medio Ambiente, han sido excluidos por el actual Código del Sistema Penal, las sanciones han sido eliminadas. Esta norma es de desprotección e impunidad total al medioambiente”, denunció José Molina, uno de los activistas de este colectivo.

Los activistas denuncian que las penalidades de los artículos a continuación (103-113) de la Ley de Medio Ambiente fueron excluidas en la actual norma.

El artículo 103 sobre lesiones que degraden el medioambiente; 104, el incendio en campos de labranza o pastoreo; 105, envenenamiento de agua y que propague plagas; 106, deterioro de bienes sobre el dominio público, monumentos de patrimonio arqueológico, histórico y artístico nacional; 107, arrojar aguas residuales y desechos químicos en ríos y lagunas.

Asimismo, el artículo 108 sobre la suspensión del servicio de aprovisionamiento; 109, la tala de bosques en zonas protegidas causando degradación al medioambiente; 110, la caza o pesca donde se utilice explosivos o veneno que amenace la extinción de especies; 111, incitación a la cacería, tenencia de animales y vegetales, declarados en peligro de extinción.

Finalmente, el 112 relacionado con el depósito de desechos industriales; el 113, depósito de desechos tóxicos y radioactivos, y manipulación de tecnología contaminante.

“El problema es la reducción de delitos, tráfico de vida silvestre, desechos industriales e ingreso sin permiso a territorios no autorizado a indígenas”, denunció otra activista Nohely Guzmán.

Por ello, los activistas se declararon en emergencia y manifestaron su respaldo a varios sectores sociales que piden la abrogación de la Ley 1005. “Este código queda alejado de necesidades nacionales, tiene grandes falencias que no pueden ser suplidas, debe ser abrogado”, exigió Laura Zeballos, otra activista.

Por su parte, Fobomade, a través de una nota de prensa, denunció que tales delitos serán juzgados por la justicia ordinaria. “Mantiene el artículo 114, que dice que los delitos tipificados en dicha ley, los delitos borrados, serán procesados por la justicia ordinaria con sujeción al Código Penal, mientras que las infracciones serán procesadas en conformidad a la Ley 1333 por la Autoridad Competente”, señalan en el documento.

Finalmente, los activistas exigieron a los asambleístas elaborar una nueva norma junto a la gente, en el que estén incluidas todas las observaciones. (Erbol)

Franklin Gutiérrez “Se acullica coca de Yungas no la del Chapare”

La coca de Los Yungas de La Paz es la única que se consume para el “acullico” o masticado tradicional aseguró el presidente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de Yungas, Franklin Gutiérrez. Reiteró que la coca del Chapare no se consume.

“Con la coca de Yungas, hemos podido llegar al consumo nacional, por eso hoy a nivel nacional están celebrando el día del acullico porque la coca de los Yungas es lo que acullican; no la coca excedentaria, no la coca del Chapare. Acullican la coca de los verdaderos productores”, manifestó Gutiérrez.

El cocalero hizo hincapié en el trabajo que realizan los cocaleros de la región de Los Yungas, en el sentido de destacar y valorar la hoja de coca y a pesar de ello fueron maltratados por el Gobierno central.

“Aquí está el que trabaja en el cocal, el que deshierba, el que cosecha y no es como dice el Gobierno, que los cocaleros de Yungas le apoyan, no es así; nosotros nunca vamos apoyar a este gobierno, porque no han sometido con la Ley 906 y un reglamento que beneficia a un sector excedentario, al sector ilegal: los productores de Los Yungas hemos sido gasificados”, recordó el presidente de Adepcoca.

EN PLAZA MURILLO

En tanto, en la plaza Murillo se realizó un gran festejo liderado por el presidente Evo Morales y algunos de sus ministros. Oportunidad en la que el mandatario destacó sus valores.

“La coca es hoja sagrada, nos acompaña en el trabajo, en el estudio, en los ritos y ceremonias que fortalecen la solidaridad y la unidad de la comunidad. Es nuestra compañera de largo camino de luchas indígenas con dignidad y libertad. Antes criminalizada por EEUU, hoy respetada”, escribió en su cuenta en Twitter.

COCARICO

El ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, destacó que en Bolivia el masticado de coca sea legal y no así en los países vecinos como la Argentina y Chile.

“Ahora bien en Argentina y en Chile no hay posibilidad porque tampoco es legal el consumo, si bien se exporta al norte argentino, porque hay harto consumo, ocultando están llevando porque hay harto control del nuestra hoja de coca”, aseveró el ministro Cocarico.

Aplaudió que en nuestro territorio se puede consumir tranquilamente sin ser censurado, por ejemplo comenta que el Perú “bolean” pero sin que se den cuenta sus autoridades.

“En Bolivia es legal el consumo en su estado natural (…) esta coca podemos consumir tranquilamente pero no es así en Perú, allí es ilegal aunque ellos pueden bolear pero no lo hacen legalmente porque no está reconocido por la ONU”, comentó Cocarico.

domingo, 7 de enero de 2018

Alcaldía podará árboles por Rally Dakar

La Secretaria de Gestión Ambiental y Emaverde realizan la poda de árboles que estén ubicados en el recorrido del Rally Dakar que pasará por La Paz, el 12 y 13 de enero, informó el secretario interino de Gestión Ambiental, Roberto Rojas.

“La poda se está realizando en la ciudad de La Paz debido a que los árboles están muy crecidos, para evitar que los autos, cuando pase la ruta de la competencia del Dakar, esas actividades no afecten ni dañen el arbolado” explicó la autoridad interina.

Según el cronograma oficial de Amaury Sport Organisation (ASO) la carrera internacional llegará a La Paz el 12 de enero y la ruta establecida para la Sede de Gobierno se iniciará desde el peaje de la Autopista, pasará por Plan Autopista, cruzará el Puente Ferrobeni, Trébol, la Plaza San Francisco hasta el Obelisco.

Después, la caravana se desplazará hacia la plaza Camacho, con dirección a la plaza Tejada Sorzano, plaza Triangular, el Estado Mayor y cruza la altura de los Puentes Trillizos. En la avenida Los Leones pasará por la curva de Holguín hasta la avenida Hernando Siles, hasta el puente Artigas hasta la calle 12 de Calacoto. El desvío final será hacia Irpavi, directo al Colegio Militar.

Todo este recorrido será revisado por el personal edil, quienes evaluaran si corresponde la poda de los árboles de cada sector.

CAMBIO DE RUTAS

El Servicio de Transporte Municipal (Setram) modificará este domingo la ruta del Pumakatari hacia Kalajahuira y el martes 9, la de Villa Salomé, debido a que los organizadores del Dakar 2018 instalarán escenarios como parte de esta competencia cuando pase por La Paz.

Ambas rutas circularán por vías alternas debido al armado del palco oficial y rampa para los participantes en la competencia del Dakar 2018, informa un boletín de prensa del Setram.

Por Edwin Conde Villarreal Lago Menor del Titicaca se reduce y temporal de lluvia no lo recupera

Por Edwin Conde Villarreal
El lago Menor del Titicaca, el Wiñaymarka (pueblo eterno) se reseca con la reducción de su superficie y la disminución de su masa acuática, varios sectores se vuelven innavegables y el limo del lago sagrado aparece como extensos terrenos fangosos, mientras las precipitaciones pluviales que se registran con el temporal húmedo o Jallupacha aún no logran recuperarlo. Los comunarios que habitan en las poblaciones de la región lacustre ven amenazados sus cultivos y animales.

El pescador y carpintero Leonardo Esteban de la isla Suriqui donde sus habitantes son expertos artesanos y constructores de grandes embarcaciones de totora, remarcó a EL DIARIO que en el sector del lago ubicado entre la isla y la población de Taraco “ya no es posible navegar porque el agua ha disminuido y los botes pueden encallar”.

“Los muelles de Suriqui tienen que ser alargados, siguiendo la orilla del lago que se reduce cada vez más. Estamos improvisando turriles plásticos sobre los que colocamos largas maderas para llegar a nuestros botes, ya no podemos navegar hasta las orillas como antes”, informó. Asimismo, dijo que la pesca en los últimos tres años se redujo, casi hasta desparecer.

Un fenómeno parecido es percibido en la isla Pariti –junto con Suriqui y otras islas forman parte del archipiélago del Lago Menor y se ubican en la provincia Los Andes de La Paz–, donde también se reduce la masa acuática, dejando al descubierto el limo o fondo del Titicaca, el navegable más alto del mundo compartido entre Bolivia y Perú con aproximados 8.562 metros cuadrados de superficie.

El comunario Issac Callizaya de la isla Pariti, alertó que el agua (del lago) se evapora desde hace más de dos años sin poder recuperarse, ni en el Jallupacha o tiempo de lluvias se llenan de agua estos sectores secos, no se recuperan. “Aparecieron grandes extensiones del fondo del lago que ahora son fangosas y malolientes, mientras los totorales se secan y mueren, los peces ya migraron hace mucho”, acotó.

Algunos estudios científicos revelan que las variaciones registradas en el nivel de agua del Titicaca son más evidentes en el lago Menor (con un sector más profundo de menos de 45 metros) en relación al lago Mayor o Chucuito (con 289 metros de fondo), ya que durante las épocas de intensas precipitaciones pluviales y los períodos secos, su superficie aumenta o se reduce en extremo. Estos cambios provocaron la desaparición del Wiñaymarka hace más de 10 mil años antes de Nuestra Era.

MACH’A MARA

El isleño, sorprendido, relató que los ancianos de la región lacustre están mencionando de forma reiterativa que ha llegado el “mach’a timpu” o “mach’a mara” que es el tiempo de la escasez en aymara y que hace muchos años habría sucedido algo parecido con una sequía prolongada y la desaparición de los cultivos agrícolas.

“Creo que estamos retornando a esos tiempos del pasado cuando el lago estaba completamente seco, un hecho que quedó en el recuerdo colectivo de los ancianos del lago”, afirmó Callizaya.

Otro residente Juan Carlos (nombre ficticio) pero de la comunidad Marka Kosko cerca de la población de Copacabana, dijo que “en el lago Mayor la problemática se produce en las orillas donde se concentran las aguas servidas reflejando la contaminación ambiental que se origina por la falta de una planificación para el tratamiento de las aguas negras”.

Otras investigaciones coinciden que el Lago Titicaca, tuvo su origen por las mismas fuerzas tectónicas que elevaron las cordilleras occidental y oriental de los Andes y que el Lago Sagrado del Sistema TDPS (Titicaca, Desaguadero, Poopó –desaparecido el 2016– y salar de Coipasa en Oruro). Es lo que queda de un gran lago prehistórico con aguas saladas y fauna marina, que sufrió una serie de transiciones durante milenios de años, hasta conseguir su actual cota de 3810 metros sobre el nivel del mar, la que se encuentra con un metro menos.

Los estudios describen que entre el año 11.000 al 9.000 antes de Nuestra Era, se registró la presencia del último paleolago o lago prehistórico, denominado ‘Tauca‘, y cuyos lechos sedimentarios estaban cinco metros más altos que los del actual Titicaca.

En las secuencias del Titicaca entre el 9.000 a 7.000 años Antes de Nuestra Era, se inicia un ciclo con pobres precipitaciones pluviales y el nivel de las aguas descienden, paulatinamente, hasta que se registra una gran sequía entre los años 7.500 y 7.000. Antes de Nuestra Era, lapso en el que el nivel de las aguas baja, por lo menos, 54 metros, pudiendo ser la mayor en la historia.

INTENSAS PRECIPITACIONES

Un reciente pronóstico del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología de Bolivia detalla que las dinámicas (comportamiento de la atmósfera en base a la superposición e interacción de fenómenos que tienen lugar a distintas escalas espaciales y temporales) y las condiciones climáticas han variado en relación a las registradas en 2016 –en el mismo período húmedo–, por lo que “se transporta una gran cantidad de humedad hacia nuestro territorio desde la Amazonía, aspecto que generará intensas precipitaciones pluviales o lluvias para enero y febrero de 2018”.

El pronosticador del Senamhi, Orlando Chura confirmó que se esperan intensas precipitaciones para estos dos primeros meses del 2018. “El agua de las precipitaciones no alimentarán directamente a la superficie del lago, sino a los ríos y otras corrientes alrededor del Titicaca que pueden provocar que los sectores secos se recuperen con su masa acuática”, aseveró el experto.

Mientras un informe meteorológico proveniente del Perú refleja que el monitoreo del lago Titicaca a octubre del 2017, es de 3,808.5 metros sobre el nivel del mar y respecto a su valor normal está en metro y medio por debajo de su valor histórico de 3,810 metros.

El descenso del nivel del lago Titicaca –revela el informe del Senamhi del Perú– podría considerarse normal para este período del año (temporada húmeda), “pero la preocupación es que desde el 2010, no llega a recuperar su valor histórico y cada año va descendiendo”.

La mayor parte de los habitantes del Titicaca al informarse sobre las lluvias venideras, de este año, coincidieron en aseverar que no creen que las precipitaciones puedan recuperar el lago sagrado y que la “Qutamama” o madre lago ya se encuentre afectado sin poder recuperarse. Los últimos reportes de las comunidades e islas mencionan que está lloviendo pero no lo suficiente, ya que los sectores que se secaron no se llenan de agua.

LAGO SAGRADO

Y DESARROLLO

DE CULTURAS

Las referencias sobre el comportamiento del recurso hídrico en los últimos 25 mil años revelan transformaciones que ocasionaron inclusive la anegación de grandes estructuras líticas de civilizaciones prehispánicas que se desarrollaron alrededor del lago Titicaca.

Un estudio del connotado escritor Hugo Boero Rojo se refiere que entre el año 11.000 al 9.000 antes de Nuestra Era, se registró la presencia del último paleolago o lago prehistórico, denominado ‘Tauca‘, y cuyos lechos sedimentarios estaban cinco metros más altos que los del actual Titicaca.

Existe una Tabla de Secuencias del nivel del Titicaca que se relaciona con el desarrollo de las culturas andinas, en ella se detalla que durante este período “se establecieron en la región lacustre pueblos de cazadores y pescadores, que dependían de los camélidos, aves acuáticas y peces para sobrevivir”.

Entre el 9.000 a 7.000 años Antes de Nuestra Era, se inicia un ciclo con pobres precipitaciones pluviales y el nivel de las aguas descienden, paulatinamente, hasta que se registra una gran sequía entre los años 7.500 y 7.000 Antes de Nuestra Era, lapso en el que el nivel de las aguas baja, por lo menos 54 metros, pudiendo ser la mayor en la historia. En este período no existía el lago Wiñaymarka y no había comunicación entre las dos cuencas lacustres y las aguas eran saladas.

Mientras que del 4.500 a 2.200 años Antes de Nuestra Era, concluye la sequía y se producen mayores precipitaciones pluviales, el Wiñaymarka o lago Menor tiene agua sólo en la fosa de Chúa y las aguas son dulces. Mientras que en los lechos secos del lago Menor y la península de Taraco se establece la cultura Chiripa, y hacia el año 2.200 Antes de Nuestra Era en directa relación con la creciente del Titicaca, la cultura Tiwanaku inicia su gran esplendor.

Hacia el 2.200 Antes de Nuestra Era, se inicia una época con mayores e intensas precipitaciones pluviales y el Wiñaymarka se dilata, nace el río Desaguadero y el nivel lacustre se mantiene hasta el presente. Mientras que entre el 2.200 a 1.800 Antes de Nuestra Era, los cultivos y ayllus de la cultura Chiripa son arrasados por la aguas del lago que crece inexorablemente.

El Titicaca sufrió una serie de transiciones durante milenios de años, hasta conseguir su actual cota de 3810 metros sobre el nivel del mar, que actualmente disminuyó más de un metro, comprender que los ecosistemas acuáticos se conformaron en milenios de años, permiten asumir una conciencia colectiva por la riqueza de los recursos naturales que tiene su hábitat en el lago sagrado.

miércoles, 3 de enero de 2018

Campaña de forestación 2017-2018 De 6 mil arbolitos plantados prendió el 80%

De acuerdo a la información proporcionada por el jefe de la Unidad de Paisajismo y Forestación del Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO), Freddy Flores, en la campaña forestal 2017-2018 se tiene el 80% (5 mil) de prendimiento de los 6 mil plantines que se colocaron en diferentes sectores de la ciudad.

Flores calificó de positivo el resultado pero se espera tener mayor prendimiento, para ello pidió la colaboración de los vecinos que se comprometen a poner el protector correspondiente pero luego no lo hacen y ocasionan que el árbol se muera.

"Lo que pido es que los vecinos puedan comprometerse con el cuidado y fortalecimiento del medio ambiente y colocar el protector, que puede ser de cualquier material, de llantas, plástico, madera u otros" sostuvo.

Resaltó que lo importante es que se coloque un protector para evitar inconvenientes toda vez que hay personas que no ven los árboles en la noche y los pisan con su automóvil, o como es una especie que pierde las hojas en cierta época del año, piensan que se murió y lo arrancan.

Pidió también no dejar que los perros salgan a la calle sin cadena, puesto que a lo primero que van es a las áreas verdes y las destrozan.

Mencionó que hasta el momento se plantaron 6 mil arbolitos en lo que corresponde a la campaña 2017-2018, en las plazas, avenidas y juntas vecinales, entre otros espacios.

Manifestó que considerando que Oruro tiene un clima frío y que a veces se sufre sequía, a través del alcalde, Edgar Bazán, se pensó en la dotación de hidrogel, con el propósito de acumular mayor humedad.

Indicó que se prevé llegar hasta el 2020 a 20 mil árboles plantados, que sería un buen número tomando en cuenta que desde su fundación Oruro no sobrepasó los 40 mil árboles.

Las áreas que ahora se forestan son: la avenida Al Valle, Villarroel y Montesinos. Reiteró que los árboles proporcionan una mejor calidad de vida y la gente debe tomar en cuenta esto.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Contaminación disminuyó con lluvias

Los niveles de contaminación atmosférica se redujeron hasta cuatro veces desde que comenzaron las lluvias en comparación a los registrados en la época de invierno.

“En verano no hay un gran efecto de contaminación gracias a las condiciones meteorológicas que logran reducir hasta un promedio de 40 microgramos por metro cúbico”, informó el responsable de la Red de Monitoreo de la Calidad de Aire (Red MoniCa), Alaín Terán.

Agregó que en época de invierno, cuando no existen lluvias ni vientos, los índices llegan hasta los 250 microgramos por metro cúbico.

La normativa determina como valor máximo y permitido los 150 microgramos por m3. La mayoría del año, la ciudad supera este parámetro.

Sin bien las lluvias reducir los índices de contaminación se trata de una disminución del material en partícula y no así de gases contaminantes.

“Cuando se dan lluvias, generalmente lo que se reduce en relación a la contaminación es el material particulado que se encuentra sostenido en la atmósfera, sin embargo, no tienen efecto en los gases como óxido de nitrógeno o monóxido de carbono”, explicó el docente investigador de la UCB, Marcos Luján.

Las partículas de material contaminante bajan junto con las gotas de lluvia. En muestreos de 24 horas de índices de contaminación atmosférica, la Red Mónica, registró valores de 250 microgramos por m3 antes de septiembre, consecuentemente para diciembre estos se redujeron a un promedio de 50 a 60 microgramospor m3.

RAYOS ULTRAVIOLETA

Mientras la atmósfera atraviesa un proceso de limpieza, los rayos ultravioleta (UV) se intensifican en esta época del año.

“Como se limpia la atmósfera, tenemos menos material particulado en la atmósfera que de cierta manera impide la llegada de la radiación a la superficie del suelo”, manifestó Luján.

Contrariamente a lo que ocurre en invierno en el que se registra entre 5 a 6 en escala de radiación solar, en verano se reporta valores entre 11 a 14, que son identificados como peligrosos para la salud en la escala de la Organización Mundial de la Salud.

Ante esto, Terán recomendó no exponerse al sol, ya que pese a la nubosidad que exista por las lluvias, la radiación no reduce su intensidad. (Los Tiempos)

viernes, 29 de diciembre de 2017

Informe del FMI Clima afecta con mayor fuerza a países pobres

Los países pobres serían los más afectados con el cambio climático, así como los menos preparados para combatir los desastres naturales, inundaciones y sequías, según un reporte del Fondo Monetario Internacional (FMI), Perspectivas Económicas: Las Américas.

La investigación elaborada por María Jovanović, en base al capítulo 3 del informe FMI de abril de 2017, señala que la temperatura en el planeta sube, y que los cambios climáticos se hacen más recurrentes.

La temperatura de la superficie de la Tierra está aumentando y ningún país se librará de las consecuencias. Muchos sufrirán el impacto directo del cambio climático en forma de desastres naturales más frecuentes y perjudiciales, subidas del nivel del mar y pérdida de la biodiversidad.

INGRESOS

Pero los países de bajo ingreso serán los más damnificados por esta amenaza global, a pesar de haber contribuido muy poco al problema. Y dentro de estos países, los pobres serán seguramente los más perjudicados, señala el artículo.

Las políticas internas pueden ayudar a atenuar el impacto de los shocks climatológicos. Las estrategias de adaptación, como los proyectos de infraestructuras resistentes al clima, la adopción de tecnologías adecuadas y los mecanismos para transferir riesgos a los mercados financieros, contribuirían a reducir los daños económicos causados por las perturbaciones meteorológicas o el cambio climático.

Sin embargo, poner en práctica esas políticas resulta difícil en los países de bajo ingreso, que ya tienen elevadas necesidades de gasto y un margen limitado para encontrar los recursos necesarios para combatir el cambio climático.