jueves, 17 de mayo de 2018

#ConcienciaHerbalifeNutrition, reciclando envases colaboramos con el medio ambiente de todos.

• A través de diversos programas de conciencia ambiental, proceso de fabricación y acciones en sus redes sociales, la compañía Herbalife Nutrition, ratifica su compromiso con el uso responsable de los recursos naturales y reciclado de sus envases de productos.

Santa Cruz, 17 de mayo de 2018.- La empresa global de nutrición, Herbalife Nutrition, en el marco del día mundial del reciclaje continúa fomentando la #ConcienciaHerbalifeNutrition entre sus empleados, Distribuidores Independientes y seguidores en sus redes sociales para seguir colaborando y trabajando así bajo su propósito de “Hacer un mundo más saludable y feliz”.
La compañía global de nutrición cuenta con su programa mundial de conciencia ambiental LiveGreen(Vive Verde), basado en el lema de las 3Rs – Reducir, Reutilizar y Reciclar-,para fomentar el correcto uso de los recursos y asegurar un proceso de producción responsable para el cuidado del medio ambiente. Herbalife Nutrition está convencida de que se debe asumir una responsabilidad personal y tomar decisiones basadas no solamente en los factores financieros sino también en las consecuencias sociales y ambientales.
Todo esto se suma la capacitación que la compañía realiza para que sus empleados y Distribuidores Independientes se animen a “Vivir Verde”, así como los diversos programas de reciclado con los que cuenta en muchos de los países de la región de Centro y Sudamérica. A través de ellos, recicla materiales como ser cartón, papel, pallets y stretchfilm, no sólo para proteger el planeta sino también para ayudar a ONGs locales, ya sea recaudando los fondos a cambio de los plásticos y entregarlos directamente a las organizaciones o bien cediendo los materiales para que las mismas puedan reciclarlos y reciban los fondos que se generen a partir de esa acción.
Otra manera de apoyar, que se ha implementado estos últimos años, es la utilización de bolsas ecológicas. Las mismas se venden en las oficinas de algunos países de la región y los fondos se utilizan para ayudar a ONGs locales o bien para el programa Casa Herbalife de la Fundación Familia Herbalife.
En Herbalife Bolivia, bajo el lema «ayúdanos a reciclar» concentra en la recuperación de envases plásticos de los distribuidores independientes en los centros de ventas de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Tarija, los cuales posteriormente son entregados a empresas recicladoras de plásticos de manera de reutilizar el material, a cambio de apoyo económico para beneficiar a instituciones como el hogar Betania, perteneciente a la Fundación Arco Iris en La Paz, Hogar San José en Santa Cruz, Remar en Cochabamba, y Hogar Morros Blancos en Tarija. El 2017 con este programa ambiental se ha logrado recuperar más de 5 mil kilos.
Herbalife Nutrition fomenta que cada día más personas sean conscientes sobre la importancia de cómo los buenos hábitos de cuidado y el consumo responsable pueden lograr grandes resultados para nuestro planeta.

miércoles, 2 de mayo de 2018

Regiones de la Amazonia sufren explotación de recursos naturales

“Francisco los nativos de la Amazonia del Perú somos los supervivientes de muchas crueldades e injusticias, nuestros hermanos indígenas de varias regiones sufren por la explotaciones de nuestros recursos naturales. En la actualidad muchos foráneos invaden nuestros territorios, los cortadores de árboles, los buscadores de oro, las compañías petroleras (…) le pedimos que nos defienda, los foráneos nos ven débiles e insisten en quitarnos nuestros territorios en distintas formas, si logran quitarnos nuestras tierras podemos desaparecer. Queremos que nuestros hijos tengan acceso y estudien, pero no queremos que la escuela borre nuestras tradiciones, no queremos olvidarnos de nuestra sabiduría ancestral (…)”.

Con estas palabras indígenas del Perú recibieron al papa Francisco en Puerto Maldonado, durante su visita a este país el 19 de enero y donde el Sumo Pontífice indicó el inicio de las reuniones preparativas a la primera Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica, que se realizará en octubre de 2019, y que tiene como tema central “Amazonia, nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”.

Para el papa Francisco es preciso prestar atención a esta región porque los pueblos indígenas al ser menores en número corren el riesgo desaparecer, además, son una fuente de sabiduría, y enseñan a vivir en armonía con la naturaleza y los valores ancestrales. A esto se suman los problemas y amenazas ambientales que sufre la región Amazónica y que afectan al mundo entero.

¿POR QUÉ EL INTERÉS EN ESTA REGIÓN?

La Panamazonía es un territorio que abarca 7,8 millones de km2 donde se alberga una gran biodiversidad biológica, cultural, social y espiritual, al menos 34 millones de habitantes están repartidos en nueve países de América Latina (Brasil, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Guyana Iglesia, Guyana Francesa y Suriname). Pero, a lo largo del tiempo, y en diferentes escalas de afectación, se ha visto amenazada por la depredación y explotación de recursos.

Luego de una reflexión en la iglesia sobre estos conflictos sociales y ambientales en la Amazonía y por hacer una opción preferencial por la minoría y excluidos de estos territorios, en 2014, se creó la Red Eclesial Panamazónica (Repam), una red de la Iglesia Católica en los países que tienen Amazonía y que busca colocarse al servicio de los pueblos indígenas, defender sus sabidurías ancestrales, sus territorios y de su derecho a participar de manera efectiva en la toma de decisiones en relación a su vida y su futuro, varias veces amenazado.

LA REPAM INTERPRETADA POR LOS OBISPOS

En la Carta Pastoral “Discípulos Misioneros Custodios de la Casa Común, discernimiento a la luz de la Encíclica Laudato Si”, publicada el 25 de enero por el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), los Obispos de esta región realizan una reflexión sobre los desafíos ecológicos del continente americano, denunciando las destrucciones al ecosistema por modelos económico-extractivistas. Pero también, definen a la Repam como un organismo de articulación y comunión a nivel eclesial que busca un trabajo misionero y evangelizador en la región amazónica.

La Repam en su sentido evangelizador, desde esta Carta y según la interpretación del sacerdote jesuita Fabio Garbari, quiere servir a los pueblos panamazónicos. Nace para eso y busca luchar en defensa de sus sabidurías ancestrales, de sus territorios, de su derecho a la participación efectiva en la decisión que se hace con respecto a su vida y sobre su futuro.

“La Repam no es un proyecto, tampoco es un movimiento, dicen los obispos, es un modelo de acción evangelizadora en un territorio específico, es un modelo que la Iglesia está queriendo implementar para evangelizar, entendiendo la evangelización también como la defensa de las poblaciones que están en este territorio”, afirmó Garbari.

Entonces, responder al llamado que realizaron los pueblos indígenas en el Perú, y otros que se registran a lo largo de la historia, es un deber indiscutible de la misión evangelizadora de la iglesia de América Latina y el Caribe y, por tanto, de la Repam.

¿Cómo? Los obispos insisten en una Iglesia organizada para de acompañar a las comunidades indígenas no solo para celebrar la palabra, sino para apoyar a las comunidades para que participen en las decisiones sobre los proyectos extractivistas en sus tierras, a salvaguardar su cultura y mantener la comunión con el medio ambiente, la Casa Común. Pero, no solo llegar a las comunidades indígenas, también a los que no forman parte de ellas. (ANF)

Video Dr. Enrique Richard: El Cambio Climatico y el cuidado del Medio Ambiente en Latinoamerica

jueves, 26 de abril de 2018

Video América Latina necesita infraestructuras más resilientes al cambio climático

Durante el segundo día de la Conferencia Infraestructura para el Desarrollo de América Latina, expertos internacionales de alto nivel debatieron acerca de la necesidad de integrar el componente de cambio climático en la planificación y diseño de infraestructuras, y también analizaron cómo lograr una mayor eficiencia de los recursos hídricos, y cómo convertir a las ciudades en las principales aliadas del desarrollo socioeconómico de la región.

(Buenos Aires, 26 de abril 2018). Aunque América Latina es una región muy heterogénea, en términos generales no existen estudios en profundidad que analicen la exposición de las infraestructuras de los países, a los cada vez más marcados efectos del cambio climático. Ante esta situación, el principio de precaución debería figurar en la planificación de todo tipo de infraestructuras, especialmente para prevenir los peores efectos de eventos climáticos extremos. Estas son las principales conclusiones del quinto panel de la Conferencia Infraestructura para el Desarrollo de América Latina, organizada por CAF –banco de desarrollo de América Latina- en Buenos Aires.

“El cambio climático llegó para quedarse y nos amplió la agenda”, dijo Alberto Undurraga, Ex Ministro de Obras Públicas de Chile, que también explicó que de las 26 catástrofes naturales que enfrentó el país en los últimos años, solo 6 no fueron causadas por el cambio climático. Esta situación llevó al país a desarrollar el primer plan de adaptación de las infraestructuras al cambio climático, que involucra a varios ministerios. “Sucesivas catástrofes marcaron la agenda de Chile y progresivamente con foco en el cambio climático”, sentenció Undurraga.

Pero el caso de Chile, como destacó Jeannette Sánchez, Directora de Recursos Naturales e Infraestructura de la CEPAL, es poco común en la región. “La norma es que los países no incorporan diagnósticos en términos de los posibles impactos del cambio climático, y tampoco la conectan con los desafíos de infraestructuras de largo plazo. Se necesita voluntad política, fortalecimiento de las capacidades institucionales y generar vínculos entre el conocimiento y los responsables de las políticas públicas”, aseguró Sánchez.

Por su parte, Tadashi Matsumoto, Líder de Desarrollo Urbano Sostenible y Crecimiento Verde de la OCDE, aseguró que a medida que Latinoamérica se acerca a su pico de urbanización, es urgente que se cumplan los compromisos de inversión en infraestructura. “En los países de la OCDE el 60% de la inversión pública responde al nivel local, por lo que no se puede pensar en las inversiones públicas en infraestructuras sin considerar a los gobiernos locales”, dijo Matsumoto.



Brechas en los servicios de agua y saneamiento

Durante la jornada de la mañana también se celebró el sexto panel de la conferencia, sobre Seguridad hídrica para la equidad y el crecimiento de América Latina, que analizó los principales retos de la región en cuanto a las infraestructuras de agua y saneamiento, que están llamadas a potenciar tanto la productividad como el bienestar de la población.

En la apertura del panel, José Carrera, Vicepresidente de Desarrollo Social de CAF, destacó que América Latina está rezagada en cuanto a la productividad, y que eso tiene que ver, en algunos casos, con la gestión del agua. “Los costos de la mala gestión del agua en algunos países de la región representan hasta el 1% del PIB. Pero si la región invierte el 0,3% de su PIB, puede cerrar las brechas en servicios de agua y saneamiento”, dijo Carrera.

Por su parte, Claudia Crosa, Directora de Agua Potable y Saneamiento de Paraguay, explicó que es importante que a nivel político se hable de política sectorial de agua y saneamiento, para lograr que las medidas que se implementan estén coordinadas y sean efectivas.

En este sentido, Milton Machado, Presidente de Obras Sanitarias del Estado (OSE) de Uruguay, dijo que ensu país, la creación de la Secretaría de Agua y Cambio Climático y Medio Ambiente, posibilitó diseñar medidas para articular, atender y prevenir los efectos de los eventos naturales extremos, desde el punto de vista de la calidad del agua.

Los expertos de todos los paneles coincidieron en que es imprescindible contar con un compromiso político para acometer todas las transformaciones que la región necesita en el terreno de las infraestructuras. En esta línea, Federico Pinedo, Presidente Provisional del Senado de la Nación, Argentina, dijo durante la sesión de apertura del segundo día de la conferencia que sin infraestructura no hay desarrollo. “Es necesario generar confianza y superar el riesgo político que existe en todos los países. Lo que hay que hacer es ir a la conquista del largo plazo desde la política”.

La sesión de la mañana contó con una charla magistral de Joan Clos, Ex Director Ejecutivo UN Hábitat, quien analizó los principales retos globales de las ciudades, especialmente en su dimensión de promotores de desarrollo económico y de prosperidad. “El diseño urbano puede facilitar la proximidad de los factores de producción entre trabajo y vivienda, por ejemplo, y disminuir los costos de transacción”, destacó Clos.



Siga la transmisión en directo del evento, aquí.



Únase a la conversación en redes sociales utilizando #Infraestructura2018



CAF -banco de desarrollo de América Latina- tiene como misión impulsar el desarrollo sostenible y la integración regional, mediante el financiamiento de proyectos de los sectores público y privado, la provisión de cooperación técnica y otros servicios especializados. Constituido en 1970 y conformado en la actualidad por 19 países -17 de América Latina y el Caribe, junto a España y Portugal- y 13 bancos privados, es una de las principales fuentes de financiamiento multilateral y un importante generador de conocimiento para la región. Más información en www.caf.com


CAF, Dirección de Comunicación Estratégica, prensa@caf.com

Encuéntrenos en: Facebook: CAF.America.Latina / Twitter: @AgendaCAF

Social & Media kit para seguir la Conferencia Infraestructura para el Desarrollo de América Latina

Los próximos 25 y 26 de abril en la ciudad de Buenos Aires, más de 70 líderes de la región convocados por CAF –banco de desarrollo de América Latina-, abordarán los retos en infraestructura que enfrenta la región, tales como: inversiones de calidad, incorporación de nuevas tecnologías y la adaptación al cambio climático, entre otros. A continuación les compartimos las rutas para no perderse ningún detalle de esta Conferencia:

1. Videos de los paneles:

· https://www.youtube.com/user/CAFenVideo/videos

2. Únase a la conversación (Hashtag #Infraestructura2018)

· Twitter: @AgendaCAF https://twitter.com/AgendaCAF

· Facebook: https://www.facebook.com/CAF.America.Latina

· YouTube: http://www.youtube.com/user/CAFenVideo

· LinkedIn: http://www.linkedin.com/company/caf



Aquí estarán las mejores imágenes

· Flickr: https://www.flickr.com/photos/caf-america-latina/


Cívicos y comunarios marchan por Tariquía

Una marcha convocada por el Comité Cívico junto a los comunarios de Tariquía, se realizó ayer en la plaza Luis de Fuentes de la ciudad de Tarija, exigiendo el cuidado a la naturaleza y Madre Tierra.

“Queremos que tomen conciencia todas las personas y que nos ayuden a defender un patrimonio que es del departamento de Tarija” refirió la señora Paola, comunaria del lugar.

“El 342 indica que es deber del Estado y la población defender, conservar y proteger de manera sustentable los recursos naturales y la biodiversidad” declaró el presidente del Comité Cívico de Tarija, Juan Carlos Ramos.

Por otro lado, una marcha de comunarios en defensa de la Reserva Nacional de Flora y Fauna de Bolivia-Tariquía, arribó a la ciudad de Tarija, luego de cuatro días de caminata, en señal de rechazo a la incursión de la estatal YPFB Chaco y la transnacional Petrobras para trabajos de exploración petrolera, reportó Aclo Tarija de la red Erbol.

Los marchistas llegaron de madrugada provenientes de la comunidad de La Pintada, su último punto de parada e ingresaron por la Avenida Panamericana que conecta con el centro de la ciudad capital.

La ciudadanía dio un caluroso recibimiento y en varias oportunidades los aplaudieron por el valor de iniciar una marcha que consideran justa, en defensa de esa la reserva natural con indicios de un gran potencial gasífero, tomando en cuenta que Tarija es el departamento con las mayores reservas de gas que se exporta a la Argentina y Brasil.

“Es una emoción muy grande para nosotras y van a ver nuestro sacrificio, porque cuatro días de caminata no es poco. Aquí estamos sacrificándonos por nuestros hijos y por los hijos de todos los tarijeños. Felices por el recibimiento, gracias Tarija”, declaró emocionada una machista a los micrófonos de Aclo.

Otro comunario aseguró: “La demanda que hacemos es el rechazo total a las petroleras y también haremos conocer nuestro pliego petitorio a las autoridades competentes”.

Mucha gente se plegó a la marcha que se concentra en la plaza principal Luis de Fuentes, donde se prevén discursos sobre la incursión de YPFB, emergente de un decreto supremo emitido por el presidente Evo Morales.

RESERVA DE TARIQUÍA

La Reserva Nacional de Flora y Fauna de Tariquía contiene ecosistemas diversos que se han denominado bosque tucumano-boliviano, con diferentes pisos ecológicos en el nivel subandino. Es un área protegida que ingresó en la categoría de reserva nacional de vida silvestre en 1989. Como muchas zonas y áreas en Bolivia, no solo cumple una función ecosistémica de recarga hídrica, constituyéndose en un territorio hidrosocial con un área núcleo de categoría de protección especial para flora y fauna endémica, sino que también alberga a comunidades campesinas.

La reserva de Tariquía no es un área baldía, es una zona que alberga seres vivos, no vivos y comunidades humanas. Un territorio para la reproducción de la vida comunitaria, en interdependencia con la naturaleza y que garantiza el tipo de vida que la gente ha decidido vivir tanto política como socialmente, con una forma de manejo específico. La vida está siendo amenazada desde que en 2015, debido a que el Gobierno boliviano abrió las áreas protegidas a la exploración y explotación de hidrocarburos. Se estima que el 50% del territorio de Tariquía se vería afectado por la actividad hidrocarburífera, según el Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib).

miércoles, 25 de abril de 2018

Producción de biocombustibles en Bolivia Existen posiciones contradictorias sobre efectos medioambientales

La producción de etanol y biodiésel no conlleva necesariamente la ampliación de la frontera agrícola, sino aumentar la productividad de la superficie, tal como lo hizo Brasil, una vez que ingresó al club de los países que incursionaron en este campo –dijo Miguel Dabdoub– experto de nacionalidad boliviana, que trabaja en Brasil.

Sin embargo, el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Luis Fernando Barbery, sostuvo, el pasado 8 de marzo, en Santa Cruz, que el proyecto privado de producción de etanol requerirá la ampliación de los cultivos de caña de azúcar en más de 320.000 hectáreas de las 145.000 existentes al presente.

De acuerdo con activistas medioambientales, la puesta en marcha del primer proyecto en el país para la producción de biocombustibles, apunta a ampliar la frontera agrícola e incursionar en grandes extensiones que serán sometidas a elevada deforestación.

DEFORESTACIÓN

Santa Cruz es la región que tiene los más altos índices de deforestación en Bolivia y si se aceleran estos proyectos, incluso podría ponerse en riesgo el futuro abastecimiento de agua.

Los empresarios han solicitado aumentar la frontera agrícola para incrementar la producción de soya, también plantearon al Gobierno la necesidad de contar con semillas modificadas para competir en el mercado internacional en los sectores de oleaginosas, caña de azúcar, algodón y maíz.

La apertura del Gobierno a la producción de biocombustibles abrió un debate a nivel nacional, según señalaron varios grupos de ambientalistas que ven riesgos emergentes de la deforestación.

Sin embargo, Dabdoub afirmó que se puede aumentar la productividad, producir más cantidad de alimentos. En el caso del etanol los cultivos podrían realizarse en misma área de superficie de cultivo, es cuestión de utilizar tecnologías. Santa Cruz destina a la plantación de caña alrededor de 145.000 hectáreas actualmente, según cifras del sector cañero.

El uso de la tierra está condicionado al manejo de acuerdo con la eficiencia de los modelos productivos de las tecnologías que aplican los productores, ya que en Brasil incrementaron su producción sin aumentar considerablemente su frontera agrícola, reflexionó Dabdoub.

Además aseguró que el uso de biocombustibles reduce la emisión de gases de efecto invernadero; y la rotación de cultivos también ayuda a la producción sostenible de alimentos y materia prima para el etanol. “Tenemos mucho por camino por andar”, afirmó.

INVERSIONES

En referencia al proyecto etanol el gerente General del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, sostuvo que los empresarios se comprometieron a invertir 1.000 millones de dólares para aumentar la producción de caña de azúcar; además ya se invirtió 5 millones de dólares en la producción de bioetanol a partir del sorgo. La primera planta de cinco entrará en operación en junio.

Asimismo señaló que se proyecta inversión de 600 millones de dólares de la agroindustria cruceña para ampliar la capacidad de los ingenios y de sus respectivas plantas de deshidratación de alcohol y los sistemas de almacenamiento.

Recordó que la incursión de Bolivia en los biocombustibles reducirá la subvención y erogaciones de recursos en la compra de combustibles fósiles, como el diésel.

martes, 24 de abril de 2018

Sí se puede. Cómo reducir el impacto del cambio climático en la infraestructura de América Latina

Por cada dólar invertido en prevención se ahorra luego más de siete dólares en reconstrucción, de ahí la importancia de planear, diseñar, financiar y operar infraestructura resiliente y baja en emisiones en la región. Argentina y Chile ya están trabajando en este asunto que será discutido en la Conferencia Infraestructura para el Desarrollo de América Latina, que realiza CAF en el Hotel Alvear Icon de Buenos Aires este 25 y 26 de abril.



(Buenos Aires, 24 de abril de 2018). América Latina y el Caribe es una región especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático debido a su ubicación geográfica, distribución territorial de su población y dependencia a sus recursos naturales. En zonas como el sureste de Argentina, el sur de Chile, el sur de Perú, Costa Rica y gran parte de Colombia se prevé una disminución en el régimen de precipitaciones, y en el Caribe un aumento en la intensidad y frecuencia de los huracanes. Así mismo, en el extremo sur de la Patagonia y en la cordillera de los Andes, en especial en Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador, se espera una disminución en la superficie de los glaciares.



La alteración en los patrones climáticos afectará directa e indirectamente la infraestructura de la región, ocasionando pérdidas económicas anuales que podrían ascender entre un 1,5% y 5% del PIB para el año 2050, estima un estudio de la Cepal, por lo que la severidad de los daños dependerá de la vulnerabilidad y resiliencia de cada país y de las medidas que se tomen en el corto plazo para afrontar este desafío.



Sí se pueden minimizar los efectos del cambio climático sobre la infraestructura y la sociedad al realizar inversiones en infraestructura que incrementen la resiliencia y disminuyan las emisiones de gases de efecto invernadero. Aun cuando el costo de este tipo de infraestructura es mayor, sus beneficios sobrepasan el gasto. Esto se debe a que según el PNUD, por cada dólar invertido en prevención de desastres se ahorra luego más de siete dólares en reconstrucción, sin perjuicio de las vidas humanas que una tragedia acarrea. Asimismo, con este tipo de acciones se garantizarán años de vida útil de la infraestructura y de la inversión.



Para hacer frente a esta realidad se requiere innovar en la manera de concebir los proyectos y crear mayor conciencia acerca de los beneficios y oportunidades que representa la infraestructura resiliente y baja en emisiones. En ese sentido, en la planeación, diseño, financiamiento y operación de infraestructura, dentro y fuera de las ciudades, se deberán considerar los escenarios climáticos para aumentar su resiliencia, disminuir su vulnerabilidad y, al mismo tiempo, fomentar el desarrollo sostenible.



Por ejemplo, Argentina está tomando cartas en el asunto con el apoyo de CAF –banco de desarrollo de América Latina- a través de la construcción de un proyecto de adaptación al cambio climático. Se trata del Plan de Manejo Integral de la Cuenca del Río Luján, en la Provincia de Buenos Aires, que contribuirá a prevenir los peores efectos de eventos climáticos extremos como son las inundaciones y beneficiará a más de 2.800.000 personas que representan el 17% de la población total de la provincia.



“Este proyecto demuestra que invertir en medidas de adaptación al cambio climático, como por ejemplo para enfrentar los cambios de patrones de lluvia estacionales, es beneficioso para proteger vidas humanas y para modernizar las infraestructura existentes y hacerlas más resilientes", afirmó Ligia Castro, directora Corporativa de Ambiente y Cambio Climático de CAF.



Gracias a la nueva manera de concebir su estructuración, esta iniciativa recibió el primer crédito concesional para la adaptación al cambio climático otorgado por el Fondo Verde para el Clima (GCF, por sus siglas en inglés) por USD 58,5 millones, movilizados por CAF como agencia implementadora. Estos recursos se suman a los dos créditos que la Institución ha otorgado al proyecto por USD 220 millones.



Chile es otro ejemplo en la región con su “Plan de Mitigación y Adaptación de los Servicios de Infraestructura al Cambio Climático, 2017 - 2022” que comenzó hace 10 años y recientemente actualizó su hoja de ruta hasta 2022, bajo la coordinación de los Ministerios de Medio Ambiente y Obras Públicas. Este plan contempla 30 líneas de acción y 16 objetivos específicos que se materializan en 96 medidas concretas con las que se pretende hacer frente a este fenómeno desde los ámbitos de la adaptación y mitigación, ajustando los diseños de los proyectos de infraestructura para disminuir sus daños y consecuencias negativas, pensando también en una gestión del Cambio Climático a nivel comunal, regional y nacional.



Estos y otros avances en la región, junto con los desafíos y oportunidades en el diseño, planeación, operación y financiamiento de infraestructura resiliente y baja en emisiones, se discutirán en la Conferencia Infraestructura para el Desarrollo de América Latina, organizada por CAF en Buenos Aires, Argentina, el próximo 25 y 26 de abril en el hotel Hotel Alvear Icon. El programa completo del evento y el registro para asistir de forma gratuita lo puede realizar aquí.



Puede seguir la transmisión en directo del evento, aquí.



Únase a la conversación en redes sociales utilizando #Infraestructura2018