lunes, 12 de febrero de 2018

Cuenca Taquiña no recibió manejo por conflicto entre dos sindicatos



El deslave de la cuenca Taquiña podía haber sido impedido con un manejo adecuado, pero ni la Gobernación ni la Alcaldía de Tiquipaya ni el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) hicieron este trabajo, debido a los conflictos entre los sindicatos agrarios Taquiña y Linkupata que se disputan el agua del río y se enfrentan cuando se realiza alguna actividad en la cordillera.

En enero de 2017, un enfrentamiento entre ambos bandos causó la muerte de un adolescente. El hecho ocurrió cuando afiliados al Sindicato Taquiña (Cercado) limpiaban las tres lagunas en afluentes de la cordillera, pero fueron emboscados por los de Linkupata (Tiquipaya).

Según el secretario de la Madre Tierra de la Alcaldía de Tiquipaya, Andrés Melgarejo, esta fue la razón por la que se dejaron de realizar las acciones de manejo de esta cuenca.

“Con ese problema entre el sindicato Agrario Taquiña y Linkupata, por el que hubo un muerto, nadie ha ido a tocar ni el lado de Tiquipaya, ni el de Cercado. Las comunidades no querían que vayamos a forestar. Se han puesto tan celosos, ambos, pensaban de que uno al ir a forestar iba a ser dueño. Por todas esas cosas, no hubo relación entre Cercado y Tiquipaya para hacer estos trabajos”, dijo.

El funcionario explicó que en la parte baja la Alcaldía ha reforestado y dragado los ríos.

“En sí todos seríamos responsables, esto que nos sirva de experiencia, que de verdad nadie debería de atajarse de la parte alta, donde debíamos reforestar todo. No es pues quemar nomás, ahí está lo que ha pasado”, indicó Melgarejo.

El funcionario indicó que se debe encarar un trabajo coordinado entre todas las instituciones involucradas para solucionar este problema.

La cuenca Taquiña sólo fue intervenida con manejo por el ex Programa de Manejo Integral de Cuencas (Promic) en los años 90.

Casas dañadas

El alcalde del municipio, Juan Carlos Angulo, que después de lo sucedido iniciará un estudio, se reunirá con las autoridades y afectados para determinar qué acciones se van a tomar para respetar las franjas de seguridad.

“La franja de seguridad en esta zona (Juventud Chilimarca) está a 30 metros, deberíamos pensar con este tipo de eventualidades que debía ser de 300 metros, por lo menos es mi posición”, dijo.

Detalló que cerca de la avenida Ecológica la franja de seguridad se reduce a 15 metros. “Eso es más peligroso todavía. Yo creo que no hubo previsión (de anteriores autoridades)”.



ALCALDÍA PRIORIZÓ OBRAS EN LA CUENCA DEL RÍO K’ORA

La Alcaldía de Tiquipaya no previó el manejo integrado para la cuenca Taquiña, porque ya había sido intervenida en el 90, y prefirió solicitar este trabajo para la cuenca del K’ora ante el Servicio Departamental de Cuencas de la Gobernación.

Por lo que el Servicio de Cuencas de la Gobernación estaba trabajando un proyecto para intervenir en el K’ora.

“No hemos pedido el tratamiento en la cuenca Taquiña, porque ya había sido intervenida por el Promic, en cambio el K’ora nunca fue intervenida. Además, había conflictos con los sindicatos agrarios”, dijo.

Explicó que antes del deslave del Taquiña se tenía previsto gestionar recursos del Banco Mundial.

“En el K’ora trabajaremos en infiltración, barreras vivas, colmatadores para que el agua baje con calma”, dijo.

La cuenca Taquiña tiene una extensión aproximada de 11 kilómetros y está ubicada en la cordillera del Parque Tunari.

La conforman entre 15 a 20 afluentes que desembocan en el río del mismo nombre que pasa por el área urbana de Tiquipaya. En ese mismo cauce se encuentra la laguna Taquiña y los ríos Jana Mayu y Linku Pata, que son los más grandes.



HAY AL MENOS 70 VIVIENDAS ILEGALES EN 4 CUENCAS DEL MUNICIPIO DE TIQUIPAYA

En cuatro quebradas del municipio de Tiquipaya existen al menos 70 viviendas que están al medio de los cauces y en las orillas. Los torrentes están dentro del Parque Tunari, por lo que las construcciones son ilegales.

Se trata de los afluentes Greda Mayu que tiene en su cauce unas 15 viviendas; Huñakawa, con 20; Chutakawa con 20 y el K´ora con al menos 15, indicó el director de Madre Tierra de la Alcaldía de Tiquipaya, Andrés Melgarejo.

En diciembre de 2016, las 20 viviendas que se construyeron por medio del cauce de la quebrada desviaron el agua, lo que causó la muerte de tres personas, un niño de la OTB Satélite y de una madre y su bebé en Los Claveles.

“Estamos en ese proceso (de desalojo), en la quebrada, porque es ilegal. Tenemos que poner mano dura, tenemos que sentarnos para solucionar el problema”.

Explicó que la gente insiste en asentarse en el lecho del río para construir su casa.

“La gente es tan fregada, está queriendo ganar al río para querer hacer casitas, es una prueba clara, ahora debemos repensar que al borde del río no se puede hacer casas”, dijo Melgarejo.

En Cercado, también hay problemas de asentamientos ilegales cerca de losríos. En diciembre de 2017, dos hermanos de 2 y 7 años perdieron la vida, porque las viviendas construidas en el cauce de la cuenca 1 Mayo desviaron el curso del agua.



sábado, 10 de febrero de 2018

Video Experto explica por que sucedio la mazamorra en Tiquipaya Cochabamba

sábado, 3 de febrero de 2018

García Linera luce una matraca de quirquincho, una especie en peligro de extinción

El vicepresidente Álvaro García Linera, durante el Festival de Bandas en Oruro, lució una matraca de moreno hecha en base al caparazón de quirquincho, un mamífero originario de la puna orureña que se encuentra en peligro de extinción. A pesar de la prohibición del uso de los animales silvestres para fiestas folklóricas, la práctica persiste.

Durante la jornada del sábado, la cuenta oficial de Twitter de la Vicepresidencia: @VPEP_Bol publicó una serie de fotografías de García Linera junto a su esposa e hija en el palco oficial y compartiendo con músicos, bailarines y público en general. Una de ellas no dejó de ser inadvertida por la connotación de su contenido, la de la matraca hecha con caparazón de quirquincho.

En la fotografía en cuestión se ve al Vicepresidente luciendo la matraca hecha con el caparazón de un animal en peligro de extinción. Junto a él se encuentra una danzante de alguna fraternidad de morenada. En la foto se ve al segundo mandatario vestido con un elegante traje oscuro.

La Ley de Medio Ambiente 1333, aprobada en 1992 contiene normas generales relativas a la conservación de la vida silvestre, tipifica la caza furtiva de animales silvestres como delito ambiental, y señala la sanción pertinente de tres años de cárcel en un penal público o el pago de una multa muy alta.

A partir de 2015, la Dirección de Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente y Agua intentó sensibilizar sobre la preservación de la fauna y flora en peligro de extinción para evitar el uso de pieles y plumas de la fauna silvestre en las fiestas del carnaval, sin embargo la campaña no fue sistemática.

De acuerdo a la Ordenanza Municipal 31/99 en su artículo único indica “que a partir del Carnaval 2000 se prohíbe a los grupos de morenadas y otros, utilizar el caparazón de quirquincho como matraca y/u otro ornamento con el fin de conservar los recursos de la diversidad biológica.

Las entidades encargadas del cumplimiento de la ordenanza son el Alcalde Municipal, la Oficialía Mayor de Cultura, la Intendencia Municipal y la Asociación de Conjuntos del Folklore.




martes, 23 de enero de 2018

Municipio de Copacabana Ejecutarán proyectos de mitigación en el Titicaca

Los altos niveles de contaminación del lago Titicaca, producto de los desechos sólidos y aguas residuales, es un tema pendiente que preocupa en la península. En agosto próximo, el Gobierno Municipal de Copacabana tiene previsto ejecutar cuatro proyectos integrales para mitigar la zona lacustre.

El presidente del Concejo Municipal, Juvenal Mayta, informó que para la concreción de estos proyectos se cuenta con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que asciende a $us 70 millones.

Explicó que el proyecto de agua potable está en plena ejecución y se prevé que se concluya hasta septiembre próximo.

SISTEMA DE ALCANTARILLADO

En el caso de la renovación del sistema de alcantarillado, la Alcaldía firmará hasta febrero el convenio con la empresa que se haga cargo de la reposición de todo el sistema obsoleto y que desemboca en las aguas del lago Titicaca.

Señaló que es necesaria la construcción del relleno sanitario, que en el caso de Copacabana no existe, es más bien un botadero de basura ubicado en la parte norte de la ciudad, no tiene control y los líquidos lixiviados también afectan a las aguas del lago.

Informó que la actual planta de tratamiento de aguas residuales es antigua y está construida con totora. Añadió que el proyecto de la nueva planta será de lodos activados, contará con recursos de última tecnología y será “probablemente la más moderna en todo el país”, dijo.

Según Mayta, la próxima semana el Concejo Municipal y el Ejecutivo firmarán el convenio para luego convocar a la licitación internacional. El inicio de la obra está previsto para junio y demandará una inversión de Bs 35 millones.

“Con esos proyectos pensamos resolver el tema de la contaminación de las agua del lago Titicaca, en la parte boliviana. En este momento las aguas residuales están desembocando directamente al lago”, dijo a EL DIARIO.

CONTAMINACIÓN

Más allá de los anuncios de la puesta en marcha de los cuatro proyectos, en la visita que realizó EL DIARIO a la población de Copacabana se puedo evidenciar que la contaminación está dañando todos los ecosistemas que viven en el lago Titicaca. Una muestra de esto es la mortandad de peces y aves endémicas del lago, como el k’arachi, mauri, ispi e incluso las ranas gigantes, además de aves como las ch’okas.

Un recorrido por las riveras del lago Titicaca en la población de Copacabana confirmó la preocupación de las autoridades por asumir acciones que mitiguen la contaminación de sus aguas.

Durante muchos años, el lago Titicaca, el más alto del mundo y uno de los destinos turísticos más importantes del departamento de La Paz, está siendo contaminado con desechos sólidos y aguas residuales que son vertidas por las poblaciones de Copacabana, la bahía de Cohana y Tiquina con mayor intensidad.

Esto se debe porque muchas de estas poblaciones no tienen un sistema de alcantarillado y/o plantas de tratamiento de aguas residuales, además de una adecuada educación ambiental de parte de las autoridades locales y regionales, ya que es poco promovida por desconocimiento del mismo, lo que actualmente es causante de la muerte de muchas especies vivas (flora y fauna) que habitan el lago.

En octubre de 2016, el Gobierno y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), firmaron un contrato de crédito por $us 77 millones para los programas de saneamiento de las aguas del lago Titicaca que presenta cuatro fases: el saneamiento y tratamiento de aguas residuales; gestión integral de residuos sólidos; gestión integral de cuencas; y, estudio estratégico de cuencas. Pasaron dos años y hasta el momento no existen acciones precisas para proteger los ecosistemas del lago Titicaca.

CONVENIO BINACIONAL

En enero de 2016, los gobiernos de Bolivia y Perú suscribieron un Acuerdo Binacional para implementar el documento “Lineamientos y acciones para la recuperación ambiental del lago Titicaca y su diversidad biológica”.

En el acuerdo las partes se comprometen a realizar todas las acciones que permitan la recuperación del lago Titicaca.

En el caso del país se cuenta con el Programa de Saneamiento del Lago Titicaca que contempla 22 municipios y busca canalizar más de 63 millones de dólares para a la ampliación de redes de alcantarillado, construcción y mejora de plantas de tratamiento de aguas residuales, gestión integral de residuos sólidos, tratamiento de residuos industriales y ganaderos, manejo integrado de cuencas, gestión integral del recurso hídrico y adaptación a los efectos del cambio climático.

lunes, 22 de enero de 2018

En 14 municipios cruceños han deforestado casi 1,9 millones de ha


El municipio norteño de General Saavedra, situado en la provincia Obispo Santistevan, ha deforestado el 96% de su cobertura boscosa, es decir, de las 52.582 hectáreas de su extensión, 50.566 fueron usadas para la agricultura, situación que lo ha dejado expuesto a las inundaciones por los desbordes de los ríos de la zona, Chané y Piraí, debido a las primeras lluvias del año. Estos datos fueron registrados entre 1970 y 2015, de un estudio realizado por la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), el cual muestra índices preocupantes porque las tierras son vulnerables debido al cambio climático.

El informe revela que hay otras 13 comunas que debido a la tala de sus bosques son susceptibles de ser anegadas por otros ríos como el Grande, Yapacaní, Surutú e Ichilo; y son Minero, Fernández Alonso, Okinawa I, Montero, Cuatro Cañadas, San Pedro, San Julián, San Carlos, San Juan, Santa Rosa del Sara, Porongo, Buena Vista y Yapacaní.

Santa Cruz es el departamento con mayor diversidad de terrenos en el país, pues posee la parte sur de la Amazonia, el Cerrado chiquitano, una parte del Chaco y la transición subandina, contando con 35.221.198 hectáreas en las tierras bajas. De ellas, 4.545.390 hectáreas han sido deforestadas entre 1970 y 2013, representando el 13% de su extensión territorial, y el 78% del total de las 5.854.718 ha taladas en el oriente boliviano en 43 años.

“Los bosques y la vegetación natural generan el efecto esponja que causa infiltración del agua hacia los acuíferos; también controlan la erosión de los suelos, las crecidas de los ríos y coadyuvan en la regulación del clima. Debido a la deforestación y al cambio climático aumenta el riesgo de inundaciones con la subida de caudales hasta el 20%”, manifestó Natalia Calderón, directora ejecutiva de la FAN.

De acuerdo con datos hidrológicos y técnicos del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi), la deforestación realizada en el norte es dañina porque no respeta la servidumbre ecológica de las márgenes de ríos, arroyos y quebradas, la cual oscila entre 100 y 1.000 metros en cada orilla.

“Se deben proteger las nacientes de los ríos para evitar el acarreo de sedimentos. El Searpi tiene proyectos de reforestación con 13 municipios, los cuales deben tomar conciencia del peligro”, dijo Jorge Campos, del Searpi.

Lista escalofriante

El segundo municipio cruceño más deforestado también está en el Norte Integrado y es vecino de Saavedra, se trata de Minero, pues de 41.726 hectáreas de extensión, 39.504 han sido taladas, lo que representa el 95% de su territorio.

Comparten el porcentaje del 89% las municipalidades de Fernández Alonso, otro vecino de Saavedra y de Minero, que tiene 67.054 hectáreas sin árboles de las 75.498 ha de su jurisdicción municipal; y Okinawa I, en la provincia Warnes, que de las 103.548 hectáreas de su territorio, 91.723 han sufrido la desaparición de sus bosques.

Con el 88% de su territorio transformado en campos de labranza está Montero, pues de sus 31.295 ha, 27.559 fueron taladas.

Cuatro Cañadas tiene deforestadas 355.260 hectáreas, es decir el 80%, de las 445.574 hectáreas bajo su dominio territorial.

San Pedro, situado en el norte, cuenta con 305.998 ha, de ellas, 227.058, es decir el 74%, han sido habilitadas para la agricultura.

San Julián es el municipio más grande en territorio de todos los vulnerables a las inundaciones. Tiene 568.725 ha, de ellas 415.474 (73%) son cultivables y en cada temporada lluviosa son amenazadas por el Río Grande.

San Carlos también sufre por las riadas, pues el 67% de las 120.406 ha que posee son campos de cultivos. Su vecino San Juan le sigue en porcentaje, con el 52% de sus 156.699 hectáreas.

Santa Rosa del Sara tiene el 47% deforestado, de las 408.532 ha de su territorio.
Porongo ahora es uno de los más castigados con las últimas lluvias, pues tiene el 28% de su territorio deforestado.

Buena Vista está en el penúltimo lugar de la lista, con el 26% de su territorio sin bosques; y completa el grupo Yapacaní, con el 18% de su territorio deforestado.


Defensivos

La construcción de canales, diques, el ensanchamiento de cauces, la colocación de pilotes de madera, muros de gaviones y geotubos son las obras que permanentemente ejecuta el Searpi, el cual no solo se ocupa de la cuenca del Piraí, sino que también vigila al Río Grande y a otros que pasan por los municipios productivos del Norte Integrado.

El director de Obras del Searpi, David Parada, recordó que desde 2009, luego de las inundaciones que afectaron San Julián, los pobladores de ese municipio tomaron conciencia, pidiendo que se hagan defensivos.

Fue así que comenzó la Fase I con el apoyo económico del Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata (Fonplata), se ejecutaron defensivos para proteger las riberas de cinco municipios en el norte. La segunda fase fue para ampliar a nueve comunas, mientras que la tercera agrupó a 13 municipalidades cruceñas.
Para la fase IV, que está en etapa de conclusión, Fonplata dio $us 13,4 millones, y el aporte de la Gobernación y de los municipios involucrados fue de $us 5,6 millones. En esas cuatro fases se invirtieron $us 80 millones.

“Desde 2015 estamos esperando la contraparte del Gobierno, que será de $us 5 millones, cifra similar que ya ha puesto la Gobernación. De haberse concretado hace dos años se hubiera evitado las inundaciones ocasionadas a principios de mes, pero no nos quedará otra que iniciar con el aporte local para licitar y comenzar los trabajos en dos meses”, refirió Tatiana Limpias, asesora jurídica del Searpi.


Hidrología

El encargado de Hidrología del Searpi, Ernesto Arnez, explicó que hay ciclos naturales repetitivos o de retorno de inundaciones, los cuales pueden ser de 10, 20, 50, 100, 150, 200 y más años.

Arnez dijo que las obras de prevención que se han construido son para los ciclos de 100 años, pero la lluvia del 2 de enero fue del ciclo de retorno de16 años, solo que esta vez han influido para que se sienta más la inundación la acelerada deforestación y el cambio climático en el mundo.

“El 2 de enero cayeron 224 mililitros por metro cuadrado y 13 millones de metros cúbicos en la cuenca del Piraí. Ahora, aunque caiga una lluvia menor, los efectos serán los mismos, por ello se debe prevenir y reforestar las cuencas”, anotó Arnez.


Caminos

Johnny Soria, director del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam), reveló que de 6.254 kilómetros de rutas de su responsabilidad, 230 km de 22 rutas están intransitables y 450 km se pueden transitar con precaución.

“Los problemas más graves están en Fernández Alonso, porque los ríos Chané y Piraí están muy cerca y fácilmente inundan las comunidades cuyos habitantes no han respetado y han talado hasta los árboles de las riberas. Otro caso que se ha presentado es en Guarayos por el desborde del río San Pablo, así como en el Pantanal que cortó la carretera a San Matías, pero tenemos maquinaria y personal de apoyo que está trabajando para habilitar las rutas”, aseguró Soria.

Descubren dos especies de osos en Amazonia boliviana

El 11 de diciembre de 2017 un equipo de investigadores, liderado por la bióloga brasileña Flavia Miranda, publicó un estudio genético y morfológico en la revista científica Zoological Journal, en el cual determinó que el Oso Oro (Cyclopes didactylus), que habita en países de Centro y Sudamérica, que por mucho tiempo fue reconocido como una única especie, en realidad contenía al menos siete especies diferenciables: C. didactylus, C. ida, C. dorsalis, C. catellus, C. thomasi, C. rufus y C. xinguensis.

De esa manera, a partir de esos datos, los biólogos Vincent A. Vos y Huáscar Bustillos Cayoja por medio de una búsqueda intensiva de fotografías dentro de Bolivia, y revisión de especímenes, lograron encontrar dos nuevas especies de Osos Oro para Bolivia; el Cyclopes thomasi y Cyclopes rufus. Ambos registros fueron confirmados luego por la autora del artículo científico, la investigadora brasileña Flavia Miranda, quien sostuvo que ‘’si bien es necesario realizar mayores investigaciones que brinden mayores luces sobre la ecología e historia natural de las dos especies, dada la cercanía con los registros oficiales del área de estudio principal (Brasil), la posibilidad y registro eran seguros’’.

El biólogo Huáscar Bustillos manifestó a la RAI que Bolivia cuenta oficialmente como especie reconocida con el cyclopes catellus, siendo evidente un claro vacío taxonómico dentro de la familia Cyclopedidae a la que pertenecen los ositos oro, ya que la cercanía de los registros de las nuevas especies citadas en el artículo de Miranda es evidente.

El cyclopes thomasi es una de las nuevas especies de Osos Oro para Bolivia. El color de su cuerpo va de un anaranjado a un café rojizo, las patas delanteras, traseras y la cola son grises. A diferencia de las demás especies, no posee una línea oscura en la espalda y la línea ventral es escasa y no muy notoria.

El registro de este espécimen fue realizado en la ciudad de Cobija, en el departamento de Pando, donde el animal fue encontrado en cautiverio, lo que permitió su registro fotográfico y de video. Según Huáscar Bustillos, algo llamativo de esta especie es su patrón colorido que lo hace fácilmente distinguible de C.catellus y C.rufus.

Otra de las especies descubiertas para Bolivia fue el Cyclopes rufus. Esta especie presenta una coloración rojiza en la espalda, las patas delanteras y traseras, por otra parte, la cola es de un color café claro, el cual contrasta notoriamente con la espalda.

Algo característico del Cyclopes rufus es que no presente ninguna línea oscura en el pecho. Este espécimen fue registrado el año 2005 en la ciudad de Guayaramerín, Beni, en donde al parecer estaba siendo vendido como mascota. Esta especie es fácilmente distinguible por el tono rojizo de la espalda, ya que no presenta ninguna tonalidad plateada como el caso del C. thomasi.

CYCLOPES, UN GÉNERO DIFÍCIL DE CLASIFICAR

Según los científicos, la clasificación de Cyclopes spp es especialmente difícil, considerando la poca información que existe sobre este género. Además, sus hábitos arbóreos, nocturnos y su preferencia por densas selvas incluyendo muchas zonas poca exploradas, hacen que solo exista un número limitado de registros oficiales.

No obstante, los biólogos Bustillos y Vincent Vos sospechan que existen muchos registros informales con fotos que no han llegado a los ámbitos científicos. Considerando que las especies descritas por la investigadora Miranda presentan características morfológicas fácilmente distinguibles que incluso pueden ser rescatadas desde fotos.

De esa manera, Bustillos y Vincent Vos han propuesto el uso de una herramienta de ciencia ciudadana llamada INaturalist, un portal por medio del cual los ciudadanos pueden contribuir sus observaciones y ayudar a generar información complementaria para aclarar la taxonomía de este grupo.

OSOS ORO DUERMEN EN AMAZONIA BOLIVIANA

Según la publicación la Amazonia Boliviana y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la superficie de la Amazonia de Bolivia abarca una superficie de 475.278 Km2, equivalente al 43,5 % del territorio nacional. Esta superficie, que se extiende por los departamentos de Pando, Beni, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, se halla constituida por un mosaico de extensos bosques húmedos tropicales, sabanas de inundación, bosques semi húmedos de transición hacia el Cerrado el Chaco y bosques sub andinos, todos ellos caracterizados por su elevada biodiversidad.

Es así que, según Bustillos las investigaciones científicas con el grupo de los Xenartros (tatuses-osos hormigueros-perezosos) en la amazonia es muy escasa y la familia de los osos oro Cyclopedidae es la menos estudiada de todo el orden.

AMENAZAS PARA SU CONSERVACIÓN

Según Bustillos, uno de los principales factores que puede considerarse como amenaza para estas nuevas especies es la deforestación de la selva amazónica, la que anualmente acaba con bosques en el país y nuestro vecino Brasil, además de otros países.

Por otra parte, el biólogo manifiesta que el asentamiento de poblaciones humanas en zonas de alta sensibilidad ecológica, algo muy frecuente en la región de la amazonia boliviana, puede ser otro aspecto negativo para la conservación de Cyclopes thomasi y Cyclopes rufus. “El mascotismo y el tráfico es otro factor de presión que amenaza a estas especies, pues al ser pasivas y visualmente muy atractivas, se consideran populares como mascotas, ya que gran parte de los registros se ha dado en situación de venta o tenencia ilegal”, argumentó Bustillos.

Finalmente, Bustillos considera que otro aspecto importante para la conservación de las especies de Ositos Oro son los grandes vacíos de información, ya que poco o nada se ha investigado y no se conoce mucho sobre su ecología e historia natural. (RAI)



sábado, 20 de enero de 2018

El cambio climático, uno de los principales riesgos en 2018

Los efectos del cambio climático y las tensiones geopolíticas, así como la inseguridad en la red, son los principales riesgos para el mundo en 2018, indica el Informe Global de Riesgos del Foro Económico Mundial (FEM), presentado hoy (ayer) en el Reino Unido.

El estudio, que se debatirá en la cumbre de Davos (Suiza) del 23 al 26 de enero, alerta de que la mejora de la economía mundial tras la crisis crediticia de 2007 ofrece la oportunidad de tomar medidas contra "la fragilidad sistémica" que afecta a las sociedades, las economías y el medio ambiente.

El informe, que se realiza en base a una encuesta entre un millar de empresarios y expertos en riesgo, revela que el primer riesgo para el planeta, según las personas consultadas, es el cambio climático y sus consecuencias en el medio ambiente.

El clima extremo, la pérdida de la biodiversidad y los desastres naturales son percibidos como los mayores peligros para 2018, por delante de otros factores como el terrorismo o la desigualdad social, que han dominado ediciones anteriores.

"En estos momentos, sobre el cambio climático se está haciendo poco y tarde, pero aún se pueden mejorar las cosas si se actúa con urgencia", declaró en Londres la jefa de riesgo de Zurich Insurance Group, Alison Martin.

Otro riesgo en ascenso, según el informe, es la insuficiente seguridad en internet, que expone tanto a las empresas como a los Estados y los gobiernos a posibles ataques externos "cada vez más frecuentes".

El presidente de Riesgo Global y Digital de la aseguradora Marsh, John Drzik, avisó de que "la exposición cibernética está creciendo por la interconectividad de los dispositivos", como ordenadores y teléfonos móviles, e instó a empresas y gobiernos a "mejorar sus defensas".

"Debe invertirse más en la reacción y no solo en la prevención de estos ciberataques, así como en la gestión del riesgo", afirmó.

El informe recoge que un 59 % de los encuestados percibe que el mundo afronta más riesgos en 2018, frente al 7 % que opinó que hay una disminución de los peligros.

Según los autores, esta visión negativa responde "al deterioro del paisaje geopolítico", pues el 93 % de los encuestados espera que este año haya peores enfrentamientos políticos y económicos entre las principales potencias y un 80 % prevé más guerras entre ellos.