sábado, 11 de noviembre de 2017

Tribunal de Derechos de la Naturaleza Pide al Gobierno suspender construcción de vía por Tipnis

El Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza solicitó al Gobierno boliviano que “imponga una moratoria” a la propuesta de construcción de la carretera, puentes por el Territorio Indígena Isiboro Sécure (Tipnis) y la posible exploración hidrocarburífera, dentro o cerca de ese territorio.

“(El Tribunal) decidió solicitar al gobierno boliviano que imponga una moratoria a la propuesta de construcción de la carretera y puentes a través del TIPNIS y en la exploración de hidrocarburos en o cerca del TIPNIS, hasta que el Tribunal haya completado su trabajo”, informaron ayer miembros del Tribunal, en rueda de prensa, según una nota de prensa.

PRESENCIA EN BONN

Los representantes indígenas de los pueblos del Tipnis, Marqueza Teco y Fabián Gil, llegaron hasta Bonn-Alemania para participar de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático - COP23 que realiza el Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza.

“El Tipnis es el hogar de 69 naciones indígenas que viven en el lugar, el Gobierno prevé construir una carretera por el núcleo del territorio, pese a que no debe ser tocado, porque es área protegida”, expresó Teco en su participación en la Conferencia Internacional.

En tanto, el dirigente indígena Fabián Gil denunció en la Conferencia que el Estado boliviano está vulnerando los derechos de los pueblos indígenas, porque con la construcción de la carretera, el Tipnis corre el riesgo de desaparecer.

“La carretera estaría ocasionando un impacto ambiental negativo para el territorio, esta carretera no nos beneficia, porque pasa por el centro y las comunidades están en la parte alta del territorio”, explicó Gil.

El Tribunal no ha emitido aún una sentencia respecto a la denuncia que los dirigentes del Tipnis han presentado, porque recabarán mayores pruebas de los interesados en el tema, incluido el propio Estado Boliviano. Luego, analizarán las posibilidades de enviar una delegación que investigue la situación del Tipnis en el país.

El pedido de aplazar la construcción de los proyectos se constituye en “una medida de precaución apropiada para evitar posibles violaciones de los derechos de la Madre Tierra, mientras se busca una resolución a esta disputa”.

EXPOSICIÓN AL TRIBUNAL

Esta instancia escuchó una serie de casos de diferentes partes de la Amazonia, con el objetivo de considerar las amenazas al ecosistema. Asimismo, recibió las denuncias de violaciones generalizadas a los derechos indígenas y de la Madre Tierra, sobre la base de los testimonios de Guyana Francesa, Brasil, Bolivia y Ecuador.

“Está claro que este vital ecosistema, que es una reserva de vida, hogar de muchos pueblos y una parte esencial para mantener la estabilidad climática global, está siendo sometido a muchos ataques que violan su derecho para existir y mantener sus ciclos vitales. El modelo global extractivista inevitablemente genera violaciones de los derechos de la Amazonia en su conjunto y disminuye la calidad de vida de todos los organismos en la región”, dice la nota.

Desde el 2011, el Gobierno busca la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, que atravesaría el núcleo del Tipnis. Este año fue promulgada una ley que le eliminó el carácter intangible al territorio, con el propósito de ejecutar para dicho proyecto.

POLÍTICA EXTRACTIVISTA

En una investigación que realizó el Centro de Documentación e Información de Bolivia (Cedib), siete bloques cedidos a Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB) para exploración petrolera rodean el área protegida.

El bloque Sécure (dividido en dos) atraviesa completamente el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), mientras que el bloque denominado Río Hondo afecta a uno de sus extremos. El parque posee la superficie de 1.225.347 hectáreas, de las que 427.778, aproximadamente, están comprometidas para la exploración hidrocarburífera.

El resto de los bloques Santa Catalina z19, Santa Catalina z20, San Ignacio y Litoral están en torno al área protegida.

viernes, 10 de noviembre de 2017

Tribunal mantiene en suspenso fallo sobre denuncia del Tipnis

Tras presentar su denuncia en contra del Gobierno por la depredación del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), la delegación de dirigentes indígenas deberá esperar por el fallo a su demanda debido a que el Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza requerirá mayor tiempo para manifestarse por este caso.

"El Tribunal anunció que hoy (jueves) iba a anunciar el fallo, pero no lo ha emitido sino que han hecho una conferencia de prensa anunciando que iban a dar los fallos examinando todas las pruebas presentadas, intentando que sea lo más serio posible", informó el activista Martín Vilela que se encuentra junto a la delegación boliviana.

DELEGACIÓN BOLIVIANA

A la cabeza de Fabián Gil y Marqueza Teco, la delegación de dirigentes viajó hasta Bonn para participar de la cuarta sesión del Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza, evento que también contó con la presencia de varias agrupaciones indígenas que llevaron sus propias denuncias.

Además de la denuncia contra el gobierno de Evo Morales, los representantes hicieron la entrega de la demanda al presidente del Tribunal, Tom Goldtooth, un activista de los derechos ambientales, climáticos y económicos de los nativos americanos.

Vilela indicó que el Tribunal no dio un dato claro acerca de la fecha específica en la que recibirían la respuesta a su demanda, ya que la enorme cantidad de denuncias que recibieron implicaría una mayor inversión de tiempo para analizarlas una a una.

CAUSA SORPRESA

El activista comentó que la reacción de los asistentes al conocer la problemática del Tipnis fue de sorpresa y solidaridad plena, debido a que esta denuncia se convirtió en una de las tantas situaciones de vulneración de los derechos de la naturaleza que fueron expuestas ante el Tribunal.

"El TIPNIS es uno de los varios casos que están sucediendo en todo el mundo y que son afectados por un mismo problema: la lógica que destroza el planeta y que afecta terriblemente a los territorios a través de diversos tipos de proyectos de extracción de combustibles fósiles, pasando por la construcción de carreteras", afirmó.

Caso especial fue el de los medios internacionales que abordaron a los dirigentes del Tipnis para conocer más de cerca la realidad de este territorio que se ve amenazado por la construcción de una carretera.

"Ha habido acercamientos de varios medios internacionales como la Deutsche Welle de Alemania y Radio Francia Internacional, pero también de organizaciones de distintas partes del planeta que ven con preocupación todo esto porque pensaban que en Bolivia había una transformación de todo el sistema de organización económica", indicó. (ANF)

jueves, 9 de noviembre de 2017

Guardaparques se enfrentan a la caza y a explotadores de madera

En Bolivia hay 22 áreas protegidas que abarcan el 15,5% de territorio custodiadas por 300 guardias forestales. En el departamento de Santa Cruz hay 10 reservas naturales a cargo de 50 guardias. En su día entregaron equipos y reconocimientos


En una ocasión, cuando apenas amanecía en el Parque Nacional Anmi Kaa-Iya, el guardaparques Mario Luis Gil Égüez (27) tuvo que interrumpir su recorrido por el violento eco de un disparo. Una vez identificado el origen de la amenaza se dirigió hasta el lugar para descubrir que un cazador se había trepado en la rama de un árbol. Con voz firme le pidió que se retire, solo para descubrir que a pocos metros había otro cazador que lo apuntaba.

Más que una anécdota, Mario Luis Gil relata el episodio porque forma parte de su rutina de trabajo, en el que aprendió a lidiar con cazadores, explotadores de madera e incluso narcotraficantes que huyen de la justicia boliviana o paraguaya, cuyas fronteras colindan con el parque.
El Anmi Kaa-Iya tiene una extensión de 3.441.115 hectáreas y es resguardado por 20 guardaparques y un supervisor. Es el más grande de Bolivia y uno de los más grandes de Sudamérica. Cubre un área entre las provincias Chiquitos y Cordillera.

El guardaparques Clovis Socoro Mendoza reforzó la veracidad del relato y explicó que se resolvió con la llegada de refuerzos. Esa vez, la ventaja numérica estuvo a su favor. Sin embargo, el peligro en su labor es constante, tanto por la extensa área que deben cubrir, como porque solo se limitan al registro de anormalidades y no pueden portar armas.

“Lo más difícil no son los peligros naturales o los rifles de los cazadores, es el estar alejado de la familia”, agregó Socoro.
Son tres tipos de patrullaje que realizan: rutinario (que cubre un área de 30 a 40 kilómetros), exploración (recorrido de más de 4 días) y especiales (emergencias naturales o por invasores). El trabajo les demanda 24 días continuos en el parque y les otorga apenas seis de descanso.

Según el Informe del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), Bolivia cuenta con 49 áreas protegidas de carácter nacional y departamental que abarcan el 20% del territorio nacional. Las áreas protegidas de competencia nacional son 22 y representan el 15,5% del territorio, de estas cinco están en Santa Cruz.

Encuentro nacional
En conmemoración del Día Nacional del Guardaparques, el Sernap organizó un encuentro en el Centro Cultural Alemán en el que entregó reconocimientos a la trayectoria de los 300 guardias forestales que custodian las 22 reservas de carácter nacional.

El director ejecutivo del Sernap, Abel Mamani, destacó la labor de los guardaparques y dijo que el gran desafío es la capacitación, debido a que cumplen labores de formación ciudadana en colegios y comunidades. Reconoció que son pocos con relación a la extensión que cubren.

“Esta semana tuvimos un incendio en el parque Carrasco que duró varios días. No pudimos hacer nada porque el lugar era inaccesible. La única forma era por aire, pero tampoco tenemos las condiciones”, señaló.

Previamente realizaron un acto en el parque Urbarí, en el barrio del mismo nombre, que sembraron 17 plantines en honor a los 17 guardaparques que perdieron la vida a lo largo de los 20 años del Sernap.

Entrega de cuadratracks

La Secretaría de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Gobernación realizó un acto de reconocimiento a los guardias forestales, para los que hizo entrega de cuatro cuadratracks para fortalecer el patrullaje en el Parque Lomas de Arena, y dotó de material para combatir incendios forestales.

La Gobernación de Santa Cruz gestiona 10 unidades de conservación. La más grande es la reserva Ríos Blanco y Negro, con una extensión de 1,4 millones de hectáreas, seguida de Río Grande Valles Cruceños, con una extensión de 734.000 hectáreas.

El director de conservación del Patrimonio Natural, Juan Carlos Áñez Chávez, destacó su trabajo y aunque reconoció que falta personal dijo que se compensa con esfuerzo. Hay 60 guardias para una extensión de 3,2 millones hectáreas.

“Hemos reducido el personal pero redoblamos esfuerzos. Fue por el componente económico. Hay que destacar que (los guardias) son de lugares cercanos al parque, con lo que garantizamos el mayor interés por preservar la zona”, añadió.

Los guardaparques dijeron que ven su labor como un apostolado. En la jornada fue reconocida Ana Carola Vaca Salazar (50), la primera mujer guardaparque, que luego de más de 20 años en este oficio confesó “que se casó con su trabajo”. Hay otras ocho mujeres con la misma profesión.

Descubren un enorme "mar de plástico" frente a costas de Honduras

La contaminación plástica inunda nuestros océanos, ríos y lagos. Es una situación crítica que daña severamente el ecosistema y afecta la sobrevivencia de las distintas especies. Algunas regiones se han visto más afectadas con esta situación, principalmente por sus características geográficas o bien por la irresponsabilidad de sus habitantes.

Hace algunos días se conoció la grave contaminación por este material en las costas de Honduras, entre las islas de Roatán y Cayos Cochinos en el mar del Caribe. La fotógrafa y activista Caroline Power registró una serie de imágenes donde es posible apreciar la gran cantidad de desperdicios plásticos flotando a la deriva, un verdadero "mar de plástico" que evidencia el grave impacto medioambiental que esto provoca.

Tenedores, cucharas, platos, botellas, cepillos de dientes, todo esto forma parte del nefasto paisaje capturado por la fotógrafa británica, quien compartió las imágenes en su cuenta de Facebook. "Ver que se asesine y asfixie lentamente algo que me importa tanto fue devastador", reconoció la profesional al diario The Telegraph.

En tanto, la organización ambientalista Blue Planet Society, ha explicado que la causa de este verdadero mar de plástico es la basura que arrastra el río Motagua desde Guatemala hasta las costas hondureñas. "El Gobierno de Honduras lamenta que a pesar de los distintos acercamientos ante el Gobierno de Guatemala y los esfuerzos que se han venido realizando, los mismos no han sido suficientes (…) y aún no se ven resultados concretos y palpables", señala un comunicado emitido por la Secretaría hondureña de Relaciones Exteriores.

Esperamos que tanto Guatemala como Honduras profundicen sus esfuerzos para acabar con este grave problema ambiental que afecta a una de sus costas. Mientras, las imágenes tomadas por Power se han viralizado y se han compartido miles de veces en las redes sociales mostrando la seriedad de esta emergencia.

Año 2017 se acerca a convertirse en uno de los más calurosos de la historia

La Organización Mundial de Meteorología (OMM), advirtió el reciente lunes que el 2017 se acerca a convertirse en uno de los años más calurosos de la historia. Sólo estaría siendo superado por el 2016 y en condiciones muy similares al 2015, con la diferencia de que en ambos años la temperatura se vio incrementada por el fenómeno de El Niño, situación que no ha ocurrido en 2017.

El organismo también realiza un llamado a tomar en cuenta varios episodios de "efectos devastadores" que ocurrieron este año como inundaciones, huracanes, olas de calor, y sequías, además del aumento en las emisiones de gases contaminantes o el incremento en el nivel de los océanos.

"Como consecuencia del intenso episodio de El Niño, es probable que el año 2016 continúe siendo el más cálido del que se tenga registro, con 2017 y 2015 en segundo y/o tercer lugar, respectivamente. El período de 2013 a 2017 será el quinquenio más cálido jamás registrado", explica el informe presentado por la OMM en la Conferencia de la ONU sobre cambio climático que se desarrolla en la ciudad alemana de Bonn.

Por su parte, Petteri Taalas, secretario general de la OMM, aseguró que: "Los últimos tres años han estado entre los tres años más cálidos en cuanto a registros de temperaturas. Es parte de la tendencia al calentamiento a largo plazo".

80 comunidades en emergencia por la no conclusión del dique de colas de Huanuni

A través de un voto resolutivo emanado por la Coordinadora en Defensa de la Cuenca del Río Desaguadero, los lagos Uru Uru y Poopó (Coridup), se hizo conocer que al menos 80 comunidades que son afectadas por la contaminación que produce la Empresa Minera Huanuni (EMH), y la no concreción de un dique de colas, se declararon en emergencia y se planifica asumir medidas de protesta.

Según el documento facilitado a LA PATRIA, los afectados por la contaminación ambiental aseveran que existía un compromiso por parte de la Estatal minera, de concluir con los trabajos de construcción de un dique de colas en el sector de willakollo hasta el 7 de noviembre.

Se menciona que desde hace 60 años que la EMH contamina toda la región, al botar residuos minerales de forma indiscriminada al río Huanuni, cuyos afluentes llegan hasta los lagos Poopó y Uru Uru.

Por ello impulsaron para que la empresa minera pueda contar con un dique de colas, así mitigar en cierta medida los niveles de contaminación pero hasta la fecha la obra no fue concluida.

Por esos argumentos en una asamblea general decidieron emitir el voto resolutivo, que en su parte principal menciona, "Declararnos en estado de emergencia exigiendo el cumplimiento de los compromisos asumidos por el Ejecutivo de la Empresa Minera Huanuni, que consiste en realizar la entrega definitiva del dique de colas de EMH".

En el segundo punto se menciona que en caso de incumplimiento, las 80 comunidades asumirán otras medidas de presión como una marcha a la ciudad de La Paz, bloqueo de caminos hacia la localidad de Huanuni, entre otros aspectos.

También se pide una audiencia e inspección al dique de colas, a objeto de verificar el grado de incumplimiento de los compromisos asumidos con las comunidades afectadas.



ANTECEDENTES

El proyecto de construcción del dique de colas ubicado en Willakollu, se inició en la gestión 2015, en principio su conclusión estaba prevista en un plazo de 16 meses y una entrega provisional para septiembre de este año, el costo asumido es de 113 millones de bolivianos.

Debido a que faltaban sistemas de interconexión con el ingenio de Lucianita, además del bombeo de aguas, el proyecto se fue retrasando, debido a ello las comunidades afectadas y la EMH asumieron un compromiso de conclusión hasta el 7 de noviembre, hasta la fecha la obra aun no fue concluida y según los dirigentes mineros de la empresa, se prevé que su conclusión se dé a principios del 2018.

Cazadores trafican con colmillos Reportan 88 jaguares asesinados

Un grupo de jóvenes pertenecientes al colectivo “En primera persona” realizaron un plantón en el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), en defensa de la vida de los jaguares, la vocera del colectivo, Noelly Guzmán, reportó la muerte de 88 jaguares para la extracción de 337 colmillos.

La activista explicó que la cacería de jaguares en el parque Madidi es alarmante. Señaló que luego de percatarse de una denuncia realizada en redes sociales por personas que se dedicaban al tráfico de colmillos de jaguares se encuentren en pleno goce de su libertad siendo que deberían ser sancionados.

De acuerdo con lo manifestado por el colectivo defensor de animales y datos publicados por la productora audiovisual National Geografic durante la gestión 2016 en Bolivia se reportaron la deliberada eliminación de 88 jaguares para la extracción de al menos 337 colmillos que fueron confiscados en el país.

Guzmán señaló que en Bolivia hay zonas que a pesar de existir alta densidad poblacional de jaguares no existen registros que indiquen la cantidad exacta de estos animales y menos su mortalidad.

INVASIÓN DE HÁBITAT

Según los activistas en el departamento de Santa Cruz existe una expansión considerable de la producción agrícola que afecta, o invade, los espacios de hábitat de los jaguares.

“Sabemos que existen muchos más casos de casería de jaguares con este plantón queremos manifestar nuestro respaldo al Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) y al mismo tiempo denunciar la complicidad de ciertas instituciones que no denuncian los casos que afectan a los jaguares”, manifestó.

Pidieron que se apoye con recursos al Servicio Nacional de Áreas Protegidas, porque realizan grandes despliegues y operativos incansables, por lo que los recursos con los que cuentan no son suficientes.

“Necesitamos más apoyo para detener la cacería de jaguares no sólo en el Amazonas, sino también por nosotros (humanos) porque estas acciones afectan el bien estar del planeta”, expresó.

En ese marcó criticaron los proyectos del Bala y la carretera del Tipnis, que en su criterio ocasionará la apertura de vías de petróleo, de expansión de coca, y extracción de pieles, colmillos y cráneos de animales. Aseguró que el tráfico de los colmillos están relacionados con la llegada a China.